La Reforma Protestante - Introducción


Cada 31 de octubre se conmemora el aniversario de la Reforma protestante que el monje agustino llamado Martín Lutero lanzó clavando sus famosas 95 tesis en la puerta de la catedral de Wittenberg.


Para entender la Reforma Protestante nos debemos remontar a los primeros siglos. Los primeros cristianos fueron severamente perseguidos por el imperio romano, por el hecho de ser cristianos - en otras palabras - no profesar la religión oficial del imperio. Esta situación cambió con el emperador romano Constantino. Él fue quien detuvo la persecución de los cristianos y estableció (en el año 313 d.C.) al cristianismo como religión oficial del imperio. En consecuencia - en términos simples - ya no se perseguía a quienes profesaban la fe cristiana.


Desde esa época en adelante, con distintos matices y colores, la iglesia fue experimentando una serie de circunstancias que la fueron llevando poco a poco a una condición deplorable, ajena a las Sagradas Escrituras, corrompida por dentro y por fuera.


En el año 1054, la iglesia católica (que significa "universal", "que es común") experimentó su primer Cisma (División o separación en el seno de una Iglesia o religión, o en un grupo o comunidad), distinguiéndose desde entonces a Católicos y Ortodoxos.


Casi 500 años después - en 1517 - se produjo otro Cisma o División al interior de la Iglesia, cuando un 31 de octubre Martín Lutero expuso sus 95 tesis respecto del poder del papa, la venta de indulgencias, entre otros. Ese acto fue el punto de quiebre para el nacimiento del protestantismo*.


*Aquí debemos señalar algunos aspectos: (1) La Iglesia nace con Cristo, por ende lo ocurrido en 1517 (aún antes y después) fue el proceso de Dios para refinar su iglesia y que ésta se volviera a las Sagradas Escrituras; (2) Respecto a lo anterior, no es correcto "saltar" desde el libro de los Hechos hasta el año 1517 o, peor aún, hasta el año de nacimiento de la iglesia local en la cual Ud y yo participamos; (3) La Iglesia en cuanto institución posee una herencia histórica que Ud y yo debemos conocer para que no cometamos los mismos errores que encontramos en la historia.


A principios del siglo XVI, todas las personas importantes dentro de la Iglesia estaban clamando por reformas. Había corrupción. Los puestos eclesiásticos se podían comprar y vender. Muchos sacerdotes eran adúlteros, borrachos e ignorantes de las Escrituras. Maquiavelo lo escribió de manera brutal: ‘Nosotros los italianos somos más irreligiosos y corruptos que otros, porque la Iglesia romana nos ha dado el peor ejemplo’.


A continuación se exponen algunos puntos que permiten entender las grandes diferencias que - a partir de la Reforma - configuraron la identidad de protestantes y católicos apostólicos romanos.


Las Indulgencias

(Aquella venta de certificados que aseguraban la salvación de las personas)


“Los justos vivirán por la fe”, fue la divisa evangélica de Lutero. No quiso fundar una nueva Iglesia sino debatir sobre prácticas condenables en el papado romano. “La gracia y la misericordia de Dios son gratuitas”, dijo contra las indulgencias, es decir, contra la compra de bulas papales que absolvían pecados siempre que se pagase dinero para dar más lustre y lujos a la basílica de San Pedro. Sostiene Lutero: “Predican que tan pronto suena la moneda que se echa en la caja, el alma sale volando del purgatorio. Solo es lucro y avaricia. ¿Por qué el Papa, cuya fortuna es hoy más abundante que la de los más opulentos ricos, no construye la basílica con su propio dinero, en lugar de hacerlo con el de los pobres creyentes?”


El Protestantismo

(Grupos cristianos que se separan de la Iglesia Católica fundados en las enseñanzas de las Sagradas Escrituras)


Con el cristianismo evangélico (luteranismo) surge una nueva forma de relación con Dios, pero también una revolución de la estructura social y la construcción política. Lutero predica la libertad de creencia y, en consecuencia, la libertad de pensamiento. Los protestantes creen que la salvación no depende de las obras sino de la fe. Solo tienen dos sacramentos, el Bautismo y la Santa Cena.


La Biblia.


Con la traducción de la Biblia al alemán - una gran hazaña literaria - Lutero asumía uno de los retos de la Ilustración, que tanto ha ofendido al Vaticano: que la gente normal aprendiera a leer y a pensar, además de a disfrutar de la Biblia en su propio idioma, sin tutelas o censuras papales.


El catolicismo y el protestantismo tienen visiones diferentes de la significación de la Biblia y la autoridad que emana de ella. Para los protestantes, la Biblia es la única fuente de la revelación divina. Los católicos, en cambio, ponen en duda esa doctrina y creen que, además de las sagradas escrituras, también la tradición católica romana es vinculante para los creyentes.


De aquí en adelante, en esta serie de breves estudios sobre la Reforma Protestante:


* Se abordaran las causas y contexto previo a lo ocurrido el 31 de octubre de 1517

* Se ahondará en cómo la Reforma fue produciéndose en Europa

* Se expondrán breves biografías de personajes clave

* Se "aterrizará" con un análisis de cómo llegó el evangelio a Chile.


Esperamos que sea de mucha utilidad esta serie de estudios.






Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
anchor.png
Spotify.png
Youtube.png